fbpx

El ingrediente #1 para alcanzar el éxito y la prosperidad:

Una dosis de algo nuevo cada día por pequeño que parezca, combinado con una rutina bien diseñada y disciplinada, irá formando la pieza final de lo que será nuestro futuro.

El enfoque y el crecimiento interior es nuestra principal tarea en el camino a obtener una vida meritoria, y esto comienza por dar pequeños pasos de grandeza cada dia, asi como una gran cadena se forma de la unión de muchos eslabones, sin embargo, antes de formar esa gran cadena, debemos comenzar rompiendo la pequeñas cadenas que atan nuestro corazón, que por lo general son las mismas que atan nuestras acciones y en un grado más profundo nuestras voluntad de actuar.

Principios básicos como la humildad, la integridad y la voluntad, serán necesarios para poder crecer interiormente de manera verdadera. Estos principios son el punto de partida, la zapata, la plataforma de un gran Ser interior que es el ingrediente #1 para alcanzar el éxito y la prosperidad.

La integridad nos hace completos, es la que llena los espacios en blanco de nuestra conciencia y afirma las virtudes en nuestro corazón; es ella el punto de partida y el punto de llegada, pues en la integridad estamos completos para poder iniciar con éxito nuestro recorrido al crecimiento interior y el desarrollo personal.

La Humildad equilibra nuestras virtudes para no caer en la arrogancia y le da humanidad a nuestras acciones. En la humildad encontramos el tesoro de los grandes hombres, en la humildad Jesús encontró un carácter perfecto y nos dejó un ejemplo imperecedero y en ella siempre encontraremos el carácter del poder verdadero.

Con la voluntad alcanzamos nuestros sueños, y ponemos en marcha el motor para avanzar hacia algo mejor cada día, con la voluntad creamos la fuerza interior necesaria para soportar las pruebas más difíciles que se les presentan a la raza humana, gracias a la voluntad los emprendedores han logrado alcanzar sus sueños.

Es por su buena voluntad que nuestro creador nos ha dado vida y por su voluntad escondida e impregnada en nosotros es por lo que siempre le damos gracias.

Cuando un hombre o una mujer finalmente alcanzan estos tres principios y pueden con madurez integrarlos en sus vidas, es cuando logran encontrar ese ingrediente esencial, esa sustancia única, ese elemento clave que le permitirá alcanzar el éxito y la prosperidad en todo lo que emprenda.

DESCARGA MI LIBRO DEVOCIONAL COMPLETAMENTE GRATIS

Llena los siguientes campos y te enviare  ahora mi ebook " FORTALEZAS DE UN EMPRENDEDOR"

Te lo he enviado al e-mail !